046 Europan 9 en Odda

Año: 2007
Localización: Odda, Noruega
Tipo: planeamiento
Tamaño: XXL
Presupuesto:
Superficie: 820000

Equipo:

javier yañez (arq), Vicente Iborra (arq), ivan capdevila (arq)

 

TWINKLING ODDA
RECONSTRUYENDO SU IDENTIDAD
Queremos ser extremadamente directos en nuestra intención de generar una nueva identidad urbana para Odda. Recuperar el centro original del pueblo no sólo pasa por recuperar ciertos usos sino, y sobre todo, por definir su propio imaginario. Si entendemos que el 90% de la región se sitúa a 600m sobre el nivel del mar, enseguida entenderemos la importancia de trascender la propuesta urbana a la quinta fachada. Esto nos lleva a entender el nuevo centro no sólo como un referente en la cotidianidad de sus habitantes a nivel del mar sino como un referente a escala territorial. Marcaremos Odda en el territorio.
El nuevo centro encuentra su primera cualidad en la adopción de una forma propia y fácilmente reconocible. El centro de Odda quedará siempre dibujado en la retina de los miles de esquiadores, montañeros o pasajeros de avión que merodean el fiordo de Hardanger diariamente. Una estrella de 6 puntas, fruto del trabajo de la trama urbana a modo de ‘hardanger’ noruego, es la forma elegida; una formación presente tanto en el mundo natural como en la historia de las ciudades europeas.
replica watches
replica watches
¿PENÍNSULA, ISLA O CONTINENTE?
El agua ha estado siempre presente en la cultura urbana de Odda. Su escudo es un buen ejemplo. Más directo es el hecho de que tres de sus límites sean agua: el fiordo, el río y el lago. Sin embargo, ninguna parte de la ciudad entra en contacto con el agua. Queremos recuperar el contacto con el agua como parte fundamental en la reconstrucción urbana del centro. Por ello cada una de las puntas de la estrella establece una relación específica con el agua que le rodea, puente, muelle, paseo marítimo e incluso acantilado.

PERMANECER EN ODDA
El hecho de que por Odda pasa el mismo número de personas que habitantes resulta revelador. La oportunidad que ello implica, la de que toda esa gente haga parada en Odda, nos lleva a poner en juego dos estrategias.

DESDE FUERA. La primera es la de construir intencionadamente un alzado para el centro a modo de resalto en el paisaje o reflejo inverso del fondo del fiordo. Una nueva topografía suave, en el centro del valle, genera por contraposición a lo abrupto de las montañas y plano del fiordo su propia imagen. Una nueva colina inteligente. Ofreciendo una suave ladera a sur que garantiza el mejor soleamiento de la trama y vuelca la vida del nuevo centro hacia el viejo Odda. Todas las edificaciones van creciendo en altura acompasadamente hasta definir su punto más alto, el de las edificaciones de destino público que presiden la plaza nueva. Esta será lugar de encuentro, festividades y acontecimientos, dominando el fiordo y Odda desde un mismo lugar. Al sur, y sin rebasar su altura, encontrará en el campanario de la Iglesia su referente urbano, como huella y respeto a la vieja Odda. Esta sutil alteración del frente marítimo convierte el mero tránsito por Odda un acontecimiento cotidiano.

DESDE DENTRO. El mismo recorrido a través de sus calles permite una estratégica contemplación de distintas miradas del fiordo y el valle. La experiencia de lo vivido como un acontecimiento. Una nueva trama rica en situaciones. Pero una nueva trama también equipada, no sólo con nuevos usos (oficinas, comercios, edificios públicos, etc), sino con la integración de equipamientos propios de la población en tránsito, como grandes superficies de aparcamientos (con amplias visuales enmarcadas), estaciones de autobús, etc. Una estrella lleva de vida. Llena de vida todo el año. Una red de calles cubiertas activada por la energía solar (grandes invernaderos) permite establecer otra manera de recorrer y vivir Odda, protegida del frio y la lluvia, fomentando la vida en la calle.

EN BUSCA DEL CENTRO PERDIDO
No podemos pasar por alto que este ha sido históricamente el centro de Odda, el cual perdió su razón de ser a raíz de una serie de catastróficas decisiones en las últimas décadas. Recuperarlo significa entender la necesidad de que vuelva a ser el corazón de Odda. Ha de convertirse en el nuevo motor urbano de la ciudad. Ello nos lleva a tomar varias decisiones en la construcción de su estructura y forma urbanas:
a) Sus puntas conectan distintos puntos de la ciudad hasta ahora desconectados, cruzando tanto la carretera principal como el propio río, acercando la ciudad al fiordo, tocando la zona industrial, conectando con el centro y levantándose sobre la ciudad constituyendo el nuevo espacio público de Odda. La estrella constituye el centro como el lugar de encuentro de la ciudad y de los visitantes.
b) Es importante que los ciudadanos reconozcan el centro de su ciudad no sólo por la intensidad del terciario sino por la peculiaridad de sus calles, su escala propia o el color dominante. Buscamos la generación de una trama propia, que defina con claridad la calle, sus distintas escalas, así como las distintas alturas en función de los programas que alberga.
c) Reconocemos la necesidad de crear un centro dentro del centro. Un centro en el cual se pueda reunir toda la población de Odda para celebrar tanto sus fiestas paganas como religiosas. Un centro en el cual reunirse para manifestarse o en el cual dar la bienvenida a otra serie de eventos. Proponemos dos centros. Uno sería consolidar el existente, su iglesia y las ruinas arqueológicas. Sería el centro de abajo; su horizonte sería Odda al sur, la estrella y el valle entrecortado. El otro centro sería nuevo y se ubicaría en la parte más alta colindante al nuevo Ayuntamiento, que construiría su única fachada. Los otros lados estarían completamente abiertos al fiordo, al río y a Odda y su valle, convirtiéndose en el único punto de Odda donde se percibiese el propio pueblo en el contexto de su escudo, es decir abriéndose paso entre las aguas. El nuevo centro toma como su escenario precisamente lo más importante de Odda, el paisaje.

VIVIR ODDA
La base de la nueva trama de Odda parte de la punta de lanza. Esta geometría nos permite construir a modo de “hardanger” un complejo sistema de tipos edificatorios rico en situaciones. La vivienda/edificios se dibuja como la ciudad.
3 orientaciones/fachadas que miran a 3 direcciones, capaces de buscar la luz en la larga trayectoria solar de los meses mas cálidos y de encontrar al menos una de las tres que tome luz de sur en los meses poco soleados del profundo valle (solo 2 horas de sol directo en enero).
1 cubierta. La cubierta inclinada del edificio recoge la tradición del las stave church y del pitched landscape noruego. la cubierta formará parte del conjunto captador de energía solar mediante la estrategia de doble piel (trombe) para constituirse como un gran captador solar.
2 espacios (público-privado). La tipología general se construye mediante la aparición de una piel pegada a fachada que varia su espesor para incluir en ella usos que equipan el espacio público de la pieza.
Amplificadores. Entre la piel adaptativa privada y el espacio interior aparecen unos amplificadores del paisaje que meten en el espacio interior un sinfín caleidoscópico e inesperado de miradas. A la vez amplifican la iluminación interior reflejando durante más horas del día rayos de luz desde distintas orientaciones.
Escalas y tipos. La intensa trama de la estrella de Odda permite una gran variedad tipológica. La fractalidad de las piezas base junto con las variaciones en altura y tamaño, dan respuesta a toda la complejidad programática que un fragmento de ciudad requiere. Así encontramos:
·Trama residencial: con distintas tipologías, tamaños, alturas, y todas con su invernadero comunitario.
·Trama de terciario: pequeños comercios, estudios, oficinas, tiendas, restaurantes, todo ese tipo de pequeños acontecimientos que construyen la vida diaria de un tejido. Esta trama construye la segunda red “caliente” mediante invernaderos que permiten recorrer la ciudad todo el año.
·Equipamientos. Una escala mayor, alberga esos otros usos públicos necesarios. Bibliotecas, hoteles, supermercados, grandes oficinas, cines,… son recogidos. Sus espacios invernaderos interiores conectan con la red protegida comercial secundaria.
·Grandes equipamientos. Ubican las grandes piezas estructurales del nuevo Odda. Auditorio, Ayuntamiento, infraestructuras de comunicación, estaciones, grandes plazas…. Son asumidos por esta tipología.


 
Pie_responsive
Av. Alfonso el Sabio 9,4D, Alicante | +34 965213084